Archive for agosto, 2015


Esta bonita fotografía, sencilla y tan elegante hizo que me animara con una receta un tanto elaborada. Por eso me tomo la licencia de coger la foto original en lugar de poner una hecha por mí, que no quedaría ni parecida.

sopa_miso_aguacate1

 

Previamente lleva la preparación del caldo dashi, que también se puede comprar en polvo, pero es fácil de hacer. Yo, para hacerlo vegetariano, en vez de bonito seco, que es lo que se suele usar, le puse 3 setas shiitake. Intensifican mucho el sabor, por lo que la próxima vez le pondría 2. Lo bueno de elaborarla con thermomix es que se puede controlar la temperatura para cocer el alga y las setas, para ir soltando lentamente el glutamato natural, lo que aporta un sabor más intenso. Con esta sopa, tomamos las propiedades del nabo daikon, muy utilizado en cocina macrobiótica y el shiromiso, además del aguacate y el tomate.

 

CALDO DASHI

Ingredientes:

1 litro de agua;

1 alga kombu del tamaño de una postal;

25 ml de mirín; (vinagre de arroz)

25 ml. de soya (soja japonesa);

1 trozo de 3 cm. de jengibre;

2 cucharaditas de azúcar;

Preparación:

1. Limpiamos el alga kombu con un paño o servilleta de papel húmeda.

2. Ponemos en el vaso de nuestro Thermomix 1 litro de agua y echamos el alga konbu. Programamos 1 hora, a 60º.

3. Pasado el tiempo retiramos el alga konbu y añadimos el bonito seco. Dejamos reposar.

4. Colamos con el propio cestillo de nuestro Thermomix y después filtramos las impurezas con un colador de tela o un colador de malla con una servilleta encima. (opcional)

 

Sopa de miso, aguacate y daikon

Ingredientes, para 4 personas

100 gr. daikon (nabo japonés, o nabos normales, pelados. Yo he utilizado daikon seco, de venta en herbolarios)

600 cc. caldo dashi (si lo compras en polvo, ten en cuenta que lleva pescado)

2 setas shiitake

150 gr. pulpa de aguacate maduro

1 cucharada de zumo de limón colado

100 gr. pasta de miso blanco/amarillo (shiromiso)

2 tomates

perejil o cebollino, para servir

Elaboración

Pela y corta los nabos en dados pequeños, como de medio centímetro de lado. Si los utilizas secos, calcula por vaso de caldo una cucharada sopera de nabo deshidratado. Calienta 600 cc del caldo dashi elaborado previamente 8 minutos a 100º, velocidad 1. Añade los nabos y las setas shiitake- previamente remojadas-, y deja cocer lentamente unos 10 minutos, a 100º, velocidad 1, o hasta que los nabos queden muy tiernos.

Cuela el caldo por el cestillo, reservando aparte los nabos. Vuelve a poner el caldo en el vaso, y añade la pulpa de aguacate, el miso y el zumo de limón. Añade 200 gr. de agua más y mezcla 20 segundos a velocidad 6.

Escalda los tomates en agua hirviendo, pasa por agua fría, pela y corta en dados. Añade los dados de tomate a la sopa de miso y aguacate, junto con el daikon reservado del principio. Calienta todo junto 5 minutos a 100º, velocidad 1, para una cocción corta de las verduras.

 

Receta original

Anuncios

image

300 gr de patatas
100 gr de champiñón
200 gr de leche
10 gr de mantequilla o margarina
10 gr de aceite
zumo de limón

Sal

Pimienta


Instrucciones:

Rocíe los champiñones con el zumo de medio limón y óngalos en el vaso y tritue a velocidad 8 unos segundos, baje con la espatula lo que quede alrecedor del vaso y vuelva a repetir la trituración.
Añada 10 gr de aceite y programe 4 minutos, temperatura 100º vel 3
Ponga la mariposa en las cuchillas y añada las patatas troceadas y el resto de ingredientes menos la mantequilla o margarina y programe 30 minutos a temperatura 100º velocidad 1.
Añada la matequilla y programe 1 minuto a velocidad 3.

 

Hoy me nutro de este libro y me apetece compartirlo. Mi parte terapéutica e investigadora del ciclo femenino no queda reflejada en mi blog, que es puramente funcional. Pero la literatura siempre ha sido un aspecto nutritivo en mí, y hoy en día la exploración terapeutica. Uniendo estos hilos, comparto la receta de hoy, que viene desde Chile:

“Las mujeres somos, en nosotras mismas, un alimento para el mundo, pero no siempre hemos cumplido ese rol de cocineras por decisión propia y libre. Cocinar nos libera pero también nos oprime. Nos oprimen la invisibilización y la naturalización histórica de este arte, de este trabajo, como una obligación exclusiva de las mujeres, como un aspecto “natural” intrínseco en lo femenino.”

“La cocina es un espacio de poder y autonomía, como nuestra piel, vientres y vulvas. La alimentación moderna, artificial, ácida y transgénica, como la ginecología oficial, antes que hacernos felices y acompañar nuestro desenvolvimiento como cuerpos en constante cambio, nos arrebata las posibilidades de vivir conociéndonos. Ante la primera menstruación, nos invaden con toallas higiénicas desechables y tóxicas, truncando la posibilildad de conocer nuestra propia sangre. O, si la teta no da leche, de inmediato el sustituto toma el lugar, y así, tenemos ejemplos invasivos hasta nuestra muerte. La alimentación natural, así como el hacernos cargo de nuestra sexualidad, son rutas de amor propio y colectivo que nos acercan a nosotras mismas, nos devuelven el límite perdido y nos nutren de caricias.”

Cuando se encuentra un tesoro nutritivo, creo que hay que compartirlo.

Manual introductorio a la Ginecologia Natural. Gracias, Pabla Pérez San Martín. Gracias.

image

Y escribiendo hoy recordé la primera vez que entré en un mundo maravilloso, la biblioteca, y cogí el primer libro que me atrapó. Sin duda él me trajo hasta aquí, así que hoy hago un homenaje a la mujer que soy y a la niña que fui.

image

(lo he encontrado a la venta, así que de paso, me lo voy a regalar)