image

Esta receta se la dedico a “mi hermanico”, ácrata, que la llevó hace unos años a Ecoaltea y nos alimentó. Ecoaltea es una feria ecológica que se hace una vez al año, TOTALMENTE RECOMENDADA, porque no es solamente ir a comer, sino que puedes asistir a muchísimos talleres y charlas gratuitos, conciertos, actividades infantiles… Dejo aquí la web con la programación de este año, del 10 al 12 de octubre en Altea.

 

El que me conozca sabe que me encantan las setas, y las shiitake más.  En esta ocasión recordé a ácrata porque iba a una meditación y teníamos que llevar algo para compartir después. No tenía mucho tiempo y sí muchos pistachos y se me encendió la bombilla. ¿Por qué no lo había hecho antes? Está buenísimo y es muy sencillo.

 

-Bastantes setas deshidratadas, puestas a remojo al menos una hora. Yo como no tenía tiempo las herví unos minutos hasta que quedaron tiernas.

-Medio paquete de pistachos, o al gusto, yo la verdad es que puse todos los que tenía. Eso sí, es muy entretenido pelar uno a uno.

– Un trozo de cebolla cruda.

-Salsa de soja.

Batir primero algunas setas y después ir agregando todo lo demás. Ir probando para hacerlo a tu gusto. Puedes agregar especias como tomillo, pimienta, o la que te apetezca en el momento. Lo mejor es que se queda una textura muy suave con las setas y tomas las propiedades de éstas y de los pistachos.

Propiedades de las shiitake

Propiedades de los pistachos

 

 

Anuncios