image

Hoy que es el Día de la Madre, dedico esta receta a la mejor del mundo, LA MÍA, que es la que me ha enseñado a cocinar las setas de este modo. La textura es jugosa y la receta increíblemente sabrosa, además de vegana. Gracias, mamá, por todo lo que me has enseñado, tu paciencia y tu constancia (además de los hilos de colores con los que me coses todo aquello que se rompe)  ¡TE QUIERO!

 

 

-Setas tipo ostra

– Pimientos verdes

– Tomate frito, yo he descubierto esta marca, buenísima:

image

 

Se ponen las setas y el pimiento verde troceados SIN ACEITE, sólo con un poco de agua (un poco más de medio vaso) en una sartén. Se deja que se cocine con la sartén tapada a fuego muy bajo y se añade sal.

Cuando están cocinados y el agua se ha consumido, se añade el tomate frito, cuanto más natural, mejor. Se deja a fuego muy bajo para que liguen bien los sabores, unos 15 minutos o más, dependiendo del gusto.

Espero que os guste tanto como a mí y lo acompañéis con un buen pan de pueblo.

 

 

Anuncios