image

Esta receta se la dedico a Cecilia, que en la última miniquedada veg*ana me enseñó el libro donde venía. La foto no le hace justicia, pero los trozos volaron tan rápido que éste es el último que pude rescatar. Es entretenida por tener que cortar todo pequeñito, pero está de vicio. Eso sí, la próxima me va a ayudar mi amiga la thermo.

Tengo que decir que este paté se hace en dos pasos y yo me los salté. Simplemente hice un hojaldre relleno de la masa y lo metí todo al horno, porque tenía prisa. Otra vez con más calma seguiré los pasos siendo fiel a la receta original. Prometido 😉

 

 

Ingredientes:

-30 ml (2 cucharadas) de aceite de tomates deshidratados o de aceite de oliva

– 1 cebolla grande picada

-2 dientes de ajo grandes picados

-1 lata de 400 g de tomates enteros, escurridos y troceados

– 12 tomates secados al sol en aceite, picados (yo usé los del Mercadona y los hidraté media hora en agua caliente)

-200 g de anacardos picados

-la corteza de medio limón, sin la parte blanca, picada

– 1 cucharada de albahaca fresca, picada

– 1 huevo batido

-sal y pimienta en grano para moler

– 250 g de hojaldre congelado o casero (yo usé el doble para repartir entre más comensales)

 

1.Precalentar el horno a 180º. Forrar un molde de 500 g con papel antihaderente y engrasar con mantequilla -lo mejor es usar un molde no muy profundo-

2. Calentar el aceite en una cazuela a fuego medio y añadir la cebolla y el ajo. Tapar y sofreír durante 5 minutos. Agregar los tomates y cocer, destapados hasta que todo el líquido se haya evaporado..

3. Retirar del fuego y añadir, removiendo, los tomates secados al sol, los anacardos, la corteza de limón, la albahaca y todo el huevo excepto dos 2 cucharadas, que se reservan para barnizar. Sazonar con sal y pimienta negra.

4. Con ayuda de una cuchara poner la mezcla en el molde alisando la superficie. Hornear hasta que el centro esté firme al tocarlo: entre 45 y 60 minutos. Retirar del fuego y dejar enfriar. Desmoldar el paté , envolverlo en papel de aluminio o plástico y meterlo al frigo.

(El paté se puede preparar con antelación y guardarse en el frigorífico durante 2-3días)

5. Precalentar el horno a 200º

6. En una tabla ligeramente enharinada , estirar el hojaldre hasta formar un cuadrado de 30 cm. Cortar el tercio superior. La masa deberá medir 30 x 10 cm.

7. Colocar el paté sobre la pieza de masa más pequeña y poner el trozo más grande por encima , cubriendo completamente el paté. Estirar la masa hacia abajo por los lados y presionar para que se unan los extremos, sellando con agua. Abrir unos agujeros en la superficie y barnizar con huevo batido.

8. Hornear hasta que la masa esté crujiente e inflada, entre 25 y 30 minutos. Servir inmediatamente.