image

 

Después de hacer esta receta considero que me gusta más la lombarda cruda y crujiente… Es como con la fruta, que no me gusta cocinada, sino fresca y con textura consistente. Aún así, para quien le guste el sabor a col cocinada y un color muy vistoso, que se atreva. No siempre se puede comer algo tan morado 🙂

6 persona/s

750 gramos [g] lombardas, cortada en trozos regulares
200 gramos [g] cebollas, en cuartos
1 diente de ajo
50 gramos [g] aceite de oliva virgen extra
30 gramos [g] mantequilla
600 gramos [g] caldo
1 cucharadita sal
pimienta negra, recién molida
nuez moscada, molida
100 gramos [g] queso manchego, curado y cortado en lascas (para servir)

 

  1. Ponga en el vaso la mitad de la lombarda y trocéela programando 4 segundos, velocidad 4. Retire del vaso y reserve. Repita la operación con la otra mitad de lombarda , retire del vaso y reserve.
  2. Sin lavar el vaso, ponga la cebolla y el ajo y programe (para TM 31)4 segundos, velocidad 4 y (para TM 21) 4 segundos, velocidad 3 1/2. Con la espátula, baje los restos de verduras de la  tapa y del interior del vaso hacia las cuchillas.
  3. Añada el aceite y la mantequilla  y sofría programando 5 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1.
  4. Incorpore la lombarda reservada y programe 5 minutos, 100º, velocidad 1.
  5. Vierta en el vaso el caldo, la sal, la pimienta y la nuez moscada. Programe 30 minutos, 100º, velocidad 1.
  6. Espere unos minutos a que baje un poco la temperatura y triture programando (TM 31) 1 minuto, velocidad progresiva 5-10/ (TM 21) 1 minuto, velocidad progresiva 5-7-9. Si le gusta más líquida, añada un poco más de caldo.
  7. Sirva la crema  decorada con lascas de queso.

 

Anuncios