POTAJE DE ESPINACAS Y GARBANZOS (versión mi madre)

Se fríe un pimiento colorao seco, pan y un huevo. Se apartan y, en ese aceite, se fríe cebolla, tomate y 2 o 3 ajos.

Cuando está el sofrito se rehogan las espinacas, previamente cocidas (si están congeladas simplemente poner en la olla directamente, sin agua y con un poco de sal).

Se añade a todo pimentón y se pone el sofrito sobre los garbanzos, ya cocidos, y se añaden unas patatas. Se cuece todo hasta que las patatas estén tiernas.

El pan frito se moja en vinagre, se pica en el mortero con el pimiento y el huevo y se echa todo al apartar el guiso.

Que aproveche y caliente vuestros estómagos.

Anuncios